Documento sin título

Documento sin título
           
 

YARIPA ha trabajado por más de 20 años con las comunidades con dificultades de Colombia recuperando los valores y encontrando vida detrás de las cometas.  La experiencia que hemos tenido con el viento y las cometas nos ha mostrado la necesidad de incorporar e unificar el trabajo manual con la ética y el medio ambiente.   También como profesores formales encontramos que con la lúdica el aprendizaje es más efectivo.

 
   
 
El propósito de enseñar cometas (cómo volarlas y cómo hacerlas)  no es sólo el de desarrollar habilidades manuales;  hemos desarrollado una metodología de enseñanza con base en el aprendizaje del vuelo.   Esta nació de los siguientes principios:
 
   
 
Para desanudar la cuerda de una cometa de otro hilo de vuelo, se debe poner ambos carreteles juntos hasta que uno de ellos pasa alrededor del otro.  Qué es esto?  Los humanos debemos resolver los problemas juntándonos, hablando, jugando juntos y no estando separados y aparte.  Si usted no hace esto con las cometas una de ellas o ambas se romperán, lo mismo pasa con las relaciones humanas.
 
   
 
En el Trópico no tenemos estaciones como en otras latitudes.  El clima tiene un patrón de acuerdo a la altitud y a las épocas de lluvia o de sequía. Por ejemplo,  durante los meses de febrero y agosto debe haber vientos fuertes y clima seco.  De octubre a diciembre, debe llover.  De junio a septiembre, debería ser seco.  Este patrón ha estado cambiando en los últimos años por la violencia con que hemos tratado la naturaleza global.  El patrón depende de la cualidad de la naturaleza y de su armonía. El patrón de comportamiento de la naturaleza ha cambiado y nosotros, como cometeros, y quienes dependemos de él para hacer lo que nos gusta, debemos cuidar la naturaleza y enseñarle a nuestros seguidores cómo mantenerla sana.
 
   
 
El cometero debe siempre mirar hacia arriba cuando está volando.   Los japoneses le recomiendan a los niños volar cometas de modo que los malos espíritus localizados en el estómago salgan hacia arriba.  Para ser un buen cometero en el Trópico, necesitamos estar pendientes de los signos del clima.    Para otras latitudes, esto es fácil, pero en el Trópico donde podemos tener un día soleado y caer una lluvia fuerte sin ningún aviso, debemos reconocer los signos de la naturaleza, su olor, su densidad, su luz y su color.   Debemos reconocer los cambios que todos los humanos le hemos ocasionado al clima global al violar y destruir la salud de la naturaleza.
 
   
 
El viento es un recurso natural renovable. Proviene de la diferencia de presión atmosférica,  el aire se mueve cuando la presión cambia de acuerdo a un patrón de comportamiento.   Pero este patrón también ha cambiado.   En el Trópico, tenemos un viento fuerte llamado Alisio de diciembre a febrero y de julio a agosto;  y un viento normal durante el resto del año.  Esta es la razón por la cual los meses de febrero y agosto son llamados MESES DE COMETAS.  Nosotros los cometeros necesitamos prevenir este recurso natural renovable para poder seguir volando.  En Medellín el viento normal durante todo el año es de 10 a 20 km./h.
 
   
 
Cuando volamos una cometa tenemos una relación especial con ella. La cometa se convierte en el otro yo y nos permite trascender nuestra propia realidad sin abandonar la cotidianidad. No es la misma experiencia que se tiene al usar drogas, pero es una manera de mover el yo sin salirse de la realidad.  El cometero se mueve mas profundamente para crear con todo lo que tiene en el interior, una imagen propia.
 
   
 
El volar cometas nos ha enseñado una relación maravillosa entre el medio ambiente, la vida, la pasión y la felicidad.   El medio ambiente que nos permite salir a volar, la pasión que nos implica trascender la cotidianidad, la felicidad de volar que nos da la creación en reunión con la naturaleza; todo esto es una sola palabra y un solo significado:   VIDA
 
   
 
La cometa ha significado la posibilidad de volar para el mundo occidental, así como ha representado la trascendencia del ser con los dioses en las culturas orientales.
 
   
 
 
   
 
Qué es entonces volar?  Por qué a través de los años los hombres han buscado el significado del vuelo?  En todas las culturas se puede encontrar símbolos de vuelo,  lo que significa que en todas las culturas el volar ha sido una necesidad.
 
   
 
Hoy los humanos podemos volar en aviones y jugar a volar con simuladores de vuelo.   Los niños y los adultos no entienden esta clase de vuelo pero aceptan que son las máquinas las que están volando por ellos.
 
   
 
Para los niños y los adultos las cometas les permiten construir un mundo ajeno a su realidad, más allá de la cotidianidad.  Ellas les permiten pintar el cielo con colores y placeres, reconstruir la cotidianidad que a veces duele.
 
   
 
Cuando volamos cometas por primera vez como grupo organizado en el Cerro El Volador, muy pronto las prestamos a los niños y jóvenes por miedo, como ya dijimos; pero luego de unas semanas, encontramos en ellos unos amigos quienes estaban trabajando con cometas día tras día.  Fuimos a sus casas, los invitamos a realizar talleres de construcción, a organizarse como grupo ecológico, a hablar con los adultos, y demás.
 
   
 
De pronto ellos se mostraron como seres humanos con un gran deseo de vivir, soñar, amar;  todo lo que necesitaban era un poco de cariño para crecer y aprender;  ellos nos mostraron como las cometas los estaban invitando a ir más lejos de la dura realidad donde vivían.
 
   
 
Hoy ellos son adultos como cualquiera de nosotros, con los mismos problemas pero con una grana fuerza que no todos nosotros tenemos la cual les hace posible enfrentar las dificultades con positivismo y abrir puertas que antes estaban cerradas.   Ellos son adultos con fuerza para encontrar en la adversidad un potencial de vida.
 
   
 
El segundo aprendizaje que adquirimos del vuelo de las cometas es que ellas son un vínculo especial con la gente.   Siempre que estamos volando se consigue un amigo.   Y esto es maravilloso!!
 
   
 
El tercer aprendizaje es que el viento es un elemento natural renovable y que proviene de la armonía de la naturaleza, como ya explicamos.
 
   
 
El cuarto aprendizaje es acerca del problema cuando se está elevando con otra persona y las cuerdas se enredan.  Este problema tiene solución cuando ambos cometeros ponen las cuerdas juntas y el nudo baja a la mano.
 
   
 
El último y más importante es acerca de la relación pedagógica con las personas a través del vuelo de cometas, las cuales obtienen un mejor aprendizaje cuando juegan con el viento que el adquirido a través de la educación formal.
 
   
 
Convertimos todos estos aprendizajes en una metodología de enseñanza donde la lúdica juega el papel más importante al preparar los aprendices a aprender, ya que nosotros entendemos que la esencia de la enseñanza está en el placer de adquirirla.
 
   
 
Luego comenzamos a hacer talleres con jóvenes de construcción de cometas basados en ideas éticas. Con adultos,  nos fuimos dentro de los salones de clase,  con drogadictos, alcohólicos, con personas bien educadas,  sin educación,  con problemas físicos y mentales;  cualquier clase de persona, cualquier edad, cualquier situación,  en el campo, en la ciudad, en las universidades y en las escuelas y colegios.
 
   
 
Comprendimos que la cometa es un medio para la trascendencia de la vida, y que esto es mas importante y significativo que la aerodinámica, la estética y la geometría.
 
   
 
Pero no paramos allí.   Comenzamos a hacer reeducación social desde la ética de la cometa y los juegos lúdicos, nunca los competitivos. Comprendimos que al interior de la lúdica está la ética social y la convivencia.  Así que de esta forma trabajamos con los jóvenes, los niños y los adultos de las comunidades con problemas sociales, con grandes problemas de convivencia y de violencia.   Solamente con el placer del juego, los seres humanos encontraremos herramientas para enfrentar la adversidad y crear en situaciones difíciles.
 
   
 
El placer del aprender hace posible la trascendencia de la realidad. La lúdica puede y debe proporcionar el espacio social que conlleve al aprendiz a un final feliz.   En este espacio social el ser humano construye desde su propia realidad una nueva etapa en el período de aprendizaje.    Esta nueva etapa corresponde a los objetivos específicos que tanta dificultad nos cuesta a los educadores corresponderles actividades y logros en las planeaciones formales.   Pero cuando esta nueva etapa está precedida por un espacio lúdico, una actividad que proviene de la lúdica del aprendiz (no de la del maestro) el nuevo aprendizaje, es decir, el nuevo objetivo, encuentra un ambiente propicio para ser APREHENDIDO, para quedarse en el desarrollo del niño, del joven, del aprendiz.